►Entre danzas y tradiciones se practica la interculturalidad en San Ignacio de Velasco PDF Imprimir E-mail
Viernes, 16 de Septiembre de 2011 17:51

San Ignacio de Velasco, es la  capital de la  provincia Velasco, cuya  población  mayoritaria es de origen chiquitano. Es un una pequeña ciudad donde se conservan las tradiciones vivas desus orígenes chiquitanos.  

Al ser una población que se proyecta como un polo de desarrollo, muchos bolivianos de diversas latitudes del país hemos emigrado a esta tierra. Es así que como dicen los pobladores de la zona, hay muchos (collas) del occidente y de los valles, que conservan sus costumbres y tradiciones en muchos aspectos, como ser la música, la danza, la fe, creencias, los ritos y la vestimenta.    4901

Desde hace dos décadas, aproximadamente,  los residentes del interior entre paceños, orureños, cochabambinos, y hoy, los mismos chiquitanos, cada 14 y 15 de agosto celebran con fe, devoción y alegría la festividad de la virgen de Urkupiña. Los devotos y devotas de la virgen se preparan aproximadamente durante un mes, por grupos, de acuerdo a su afinidad y amistad, para bailar la danza de La Morenada, de la Fraternidad Comercial 31 de Julio, haciendo un recorrido de unos 4 a 5 kilómetros cada día, desde la casa del pasante hasta la plaza y el día 15 ingresan a la iglesia a la celebración la misa de fiesta.  

El pasante, es la familia elegida y nombra, de entre todos los presentes con un año de anticipación, para ser los padrinos de la fiesta de la virgen, quienes corren con los gastos de la banda, la comida y los conjuntos de música para el baile del día 15 de agosto.  

El día de la entrada folklórica.

El recorrido del baile de “la morenada”, se lo hace por diversas calles de la ciudad de San Ignacio, hasta la plaza principal, retornando nuevamente al mercado 31 de Julio; donde se tiene un pequeño santuario en honor a la Virgen de Urkupiña. Para hacer una demostración por bloques a todas las personas que acuden a ver el paso de los danzarines, concluyendo con la veneración a la Mamita de Urkupiña. Este acto de veneración, es la mezcla de religiosidad y folklore; por un lado los danzarines bailan al son de la música del ritmo de “la morenada”, realizando una serie de pasos delante la imagen de la virgen, y después del paso de todas y todos los danzantes, concluimos con el rezo de un rosario, acompañados por todas las personas que están presentes. Siendo la religión, una pequeña muestra del nexo articulador de la interculturalidad entre “cambas” y “collas” en este municipio chiquitano.

4902

 Hoy en día podemos ver que entre los integrantes de la fraternidad de la morenada, aquí en San Ignacio, tenemos personas oriundas del lugar (chiquitanos y chiquitanas) y hasta algunos extranjeros que bailan con mucha alegría el ritmo de esta danza. Siendo la danza, la música, los ritos, las costumbres elementos vivos de la interculturalidad, se ha logrado mostrar a través del baile de la Morenada, la otra parte de esta Bolivia diversa y multifacética. 

Si con esta manifestación cultural podemos lograr avanzar en el tema intercultural, bienvenida sea la Morenada, en estas tierras coloradas de la chiquitania.

Maria Angela Vasquez Muriel - Administradora del equipo Médicos del Mundo / Velasco

Última actualización el Miércoles, 05 de Septiembre de 2012 15:10