1--8
IMG_7052
IMG_7433
IMG_7430
IMG_7350
IMG_7656
IMG_7337
IMG_7307
previous arrow
next arrow

La Amazonía boliviana constituye el 43% del territorio nacional, que abarca los departamentos de Pando, Beni, Cochabamba, Santa Cruz y La Paz, en un total de 88 municipios. Es un territorio donde en su gran mayoría abundan selva, ríos y una inmensa fauna y flora. Y así como la Amazonía es un espacio enorme para la vida, también se convierte en un escenario de permanentes disputas por el aprovechamiento de los bienes y recursos que contiene. Y es que, irónicamente, hay espacios fértiles y acceso a agua como para que la tierra de sus frutos y abastecer a la población, pero sus habitantes llevan toda una vida sin poder beberla.  

Actualmente sabemos que está poblada por 1’266,379 personas, compuesta por indígenas, campesinos, interculturales y afrodescendientes. Pero las comunidades amazónicas no lo tienen nada fácil en su día a día, y es que más allá de los bellísimos paisajes que sus tierras les ofrecen, tienen que lidiar con las enfermedades transmisibles y tropicales con las que esta cuenta.  

La Malaria, las micosis, la tuberculosis, la escabiosis y las estomatitis, son las enfermedades zoonóticas más frecuentes (enfermedad que puede transmitirse entre animales y seres humanos). Pero a esto se les suma la parasitosis que recogen del consumo de sus aguas y alimentos contaminados, enfermedades de transmisión sexual, alcoholismo o violencia sexual.  

Médicos del mundo trabaja con los municipios de San Lorenzo y Gonzalo Moreno del departamento de Pando, donde la principal problemática en salud es que no cuentan con los medios físicos, humanos y técnicos suficientes, para brindar una atención que responda a las necesidades y demandas de mujeres, hombres y adolescentes. Y es que, aunque los municipios cuentan con centros de salud (5 en San Lorenzo y 8 en Gonzalo Moreno), todos estos establecimientos son de primer nivel o atención primaria; Esto quiere decir que si algún paciente tiene dificultades, tendría que desplazarse 600km por carreteras embarradas de difícil acceso, e incluso cruzar ríos, para ser atendidos. Muchos no lo consiguen. 

NACER MUJER INDÍGENA EN UNA COMUNIDAD LIDERADA POR HOMBRES

Empoderar y fortalecer el liderazgo de mujeres adolescentes y adultas es uno de nuestros retos a través de este proyecto. Desde Médicos del Mundo, con el financiamiento del Gobierno de Navarra, se promueve el empoderamiento y fortalecimiento de liderazgos de mujeres adolescentes y adultas, con el fin de mejorar el reconocimiento de hombres y mujeres como titulares de derechos, promoviendo la organización comunitaria y participación activa de las mujeres indígenas en espacios de toma de decisión a nivel local y municipal, para mejorar la situación de la salud, el acceso a servicios de salud y ejercer los derechos sexuales y reproductivos y la prevención de la violencia en razón de género. 

En el marco del proyecto sobre Salud y Género, podemos encontrar talleres de fortalecimiento de liderazgos de mujeres adolescentes y adultas para la participación e incidencia en espacios de deliberación, talleres de nuevas masculinidades en adultos hombres y adolescentes, sesiones sobre prevención del embarazo y violencia de género, Impresión de módulos sobre liderazgo e incidencia política en el marco del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos y prevención de la violencia o talleres para mujeres en autoridades y/o lideresas sobre Incidencia política en el marco de la salud materna. 

Todas estas actividades están creadas con el fin de transformar el posicionamiento de la mujer frente a la comunidad y sus derechos, pero siempre respetando las tradiciones y creencias que el entorno tienen establecidos.  

Durante estas actividades, un tema que se hace visible es el de la violencia en sus diferentes formas y en diferentes espacios; esto lleva a las mujeres a reflexionar por qué viven en medio de esta violencia y que las mantiene tan impasibles respecto a esto. En efecto, las mujeres relatan vivencias de violencia cotidianas desde lo simbólico que las anula, hasta lo físico que las mata. Entre los casos más recurrentes de violencia, está la violencia dentro de sus hogares que es ejercida por sus esposos, siendo sus justificativos: celos, causas económicas, inseguridades, machismo o vicios. En otros casos esta violencia se asume por parte de sus hijos/hermanos que replican roles machistas que les autoriza a ejercer esta conducta sobre las mujeres de la casa. 

1-9
IMG_7529
IMG_7212
IMG_7558
IMG_7220
IMG_7318
IMG_7188
IMG_7612
IMG_7683
previous arrow
next arrow

GÉNERO Y SALUD: HABLAMOS DE SALUD SEXUAL Y REPRODUCTIVA, EDUCACIÓN Y MATERNIDAD ADOLESCENTE

Desde la perspectiva cultural, el rol de la mujer es de reproductora, por lo tanto, debe cumplir socialmente con su rol de esposa, madre y cuidadora del hogar. Esto quiere decir que, estudiar y ser profesional no entra en los planes familiares. Es en este contexto que las mujeres jóvenes comienzan su vida sexual sin más ambiciones que las de formar su propio hogar.  

En cuanto a la problemática concerniente a género y salud, los principales focos se encuentran en las dificultades y seguimientos de embarazos y partos de futuras madres, y la desinformación en relaciones sexuales y embarazos a temprana edad en adolescentes y preadolescentes.  

Es frecuente entre las mujeres indígenas que el embarazo coincida con el inicio de su primer periodo menstrual. Las relaciones sexuales a temprana edad coinciden con su falta de conocimiento sobre el cuidado y prevención del embarazo, violencia sexual y desconocimiento en métodos anticonceptivos. Es muy frecuente encontrar embarazos en mujeres de entre 12 y 15 años a causa del limitado acceso a servicios de salud sexual y reproductiva.

En esa misma línea, al hablar de educación y el acceso a la misma, los jóvenes hombres siguiendo el modelo de sus padres, se relacionan con las jóvenes bajo las mismas lógicas machistas, teniendo relaciones sexuales con ellas sin mucho involucramiento ni responsabilidad sobre las consecuencias. También se hace referencia a la dificultad que tienen los padres con respecto al cumplimiento de esta obligación con todos los hijos, ya que al tener un promedio de 5 hijos por familia y bajo las condiciones de trabajo, resulta prácticamente imposible pensar que todos los hijos serán bachilleres u optar a una carrera profesional.

La salud sexual y reproductiva con respecto al embarazo y la vida sexual de la población joven esta únicamente relacionada a la responsabilidad de las mujeres. En este sentido los hombres son culturalmente entendidos como procreadores por lo que son ellas quienes asumen el rol de madre a temprana edad, afectando su desarrollo físico, psico-social y generando una desventaja que se hace evidente en los indicadores de salud.

MEDICINA TRADICIONAL – SALAS DE PARTO CON ADECUACIÓN CULTURAL  

La medicina tradicional es la suma total de conocimientos, habilidades y prácticas basados en teorías, creencias y experiencias oriundos de las diferentes culturas, sean o no explicables, y usados en el mantenimiento de la salud, así como en la prevención, diagnóstico o tratamiento de las enfermedades físicas o mentales.  

En Bolivia, aproximadamente del 60% al 80% de la población rural y urbana en sus sectores periféricos acude a la prestación de los servicios de la medicina tradicional para atender y resolver los problemas de salud. Bolivia tiene el mérito de haber sido el primer país en que se aceptó oficialmente la vigencia de las medicinas indígenas en enero de 1984 y se reglamentó su ejercicio el 13 de marzo de 1987.  

En ese entendido Médicos del Mundo – Bolivia a partir del convenio “Mejorar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva integrales y de calidad, fortaleciendo la respuesta a la pandemia COVID-19, bajo un enfoque de derechos, participación e igualdad de género en los municipios de San Lorenzo y Gonzalo Moreno del departamento de Pando”, financiado por Gobierno de Navarra, tiene como uno de sus objetivos ser un enlace entre la medicina académica y la medicina tradicional. 

El rechazo de las comunidades indígenas hacia a la medicina académica es un tema para tratar ya que, en ciertas ocasiones como durante los partos o curas, cada comunidad tiene sus rituales y forma de tratar las enfermedades que se debe respetar, y que de lo contrario pueden derivar en la pérdida del paciente.  

Hay numerosos casos de mortalidad materna, ya que las mamás prefieren poner en riesgo su vida antes que cumplir con los protocolos que la medicina académica exige. Protocolos que tanto distan de su cultura y tradición. Por ejemplo en la medicina tradicional, una partera será la que se encargue de asistir el parto, el color blanco estará prohibido en las habitaciones y sería necesario que la sala cuente con utensilios como una cocina, una soga o una hamaca.  

Médicos del Mundo promueve la implementación de salas de parto con adecuación cultural para que esto deje de ocurrir. Las salas se encontrarán en los centros de salud, donde todo simulará un parto en el hogar, pero con el beneficio de que si en algún momento el nacimiento se complicase, tendríamos a los médicos especializados a disposición de la madre y el bebé. 

RESULTADOS ALCANZADOS CON EL PROYECTO HASTA EL MOMENTO  

• Se ha avanzado en la identificación de necesidades y demandas a nivel local en 7 sectores de salud, el mismo fue realizado mediante procesos de gestión participativa y protagónica.  

• Operadores responsables de salud de riesgos ambientales, fueron, fortalecidos en el manejo de residuos hospitalarios, preservación y cuidado de la calidad del agua y residuos sólidos para minimizar el riesgo, exposición y contagio de la Covid-19 en los sectores de salud.  

• Para garantizar la continuidad y atención de los servicios de salud sexual y reproductiva a mujeres indígenas y adolescentes en época de pandemia por la Covid – 19 en los municipios de Gonzalo Moreno y San Lorenzo, se hizo la dotación de insumos de limpieza y medicamentos básicos.  

• Dos grupos de mujeres adultas informadas, cuentan con estrategias de incidencia política para el ejercicio de su derecho a la participación, derechos sexuales, derechos reproductivos.  

• Personal de salud de los dos municipios de intervención conocen la importancia de la incorporación del enfoque de género e interculturalidad y derechos en la atención para la atención de las mujeres indígenas.  

• Adolescentes del municipio Gonzalo Moreno informados sobre Derechos Sexuales, Derechos Reproductivos, prevención de la violencia de género y prevención del embarazo.

• Se ha fortalecido las habilidades y conocimientos de las y los adolescentes en liderazgo para la integral en espacios de participación donde puedan demandar sus necesidades en salud, el reconocimiento, respeto al ejercicio de sus derechos y derechos sexuales y reproductivos.